domingo, 22 de junio de 2014

Salteado de calabacín

¡Échame un cable! Nº 11
Recientemente han abierto un establecimiento en Manresa, la capital de la comarca donde vivo y que está a tan solo 15 Km del pueblo, que vende principalmente frutas y verduras, pero también otras cosas como conservas y carne. Lo que lo diferencia de otros establecimientos es que todos los productos que tiene, sobre todo los hortícolas, son de lo que ahora se llama productos Km 0. Es decir, todos son productos de la comarca y que por tanto garantizan una gran frescura.

En una visita a la ciudad pasé a verla y realmente está muy bien montada y está muy bien surtida. Encontré una verdura que no conocía: los calabacines amarillos, conocía los blancos y los verdes de siempre, pero estos no y compré unos cuantos.
Luego en casa pensé en cómo hacerlo para que se viese su colorido y decidí hacer este salteado que es muy sencillo y que había visto uno similar en un producto congelado.
La receta es muy sencilla por lo que la he incluido en la sección de ¡Échame un cable!, pues es apta para cualquiera sin grandes conocimientos culinarios. Se pueden variar los componentes, pero los que he utilizado dan una mezcla de colores atractiva. El sabor es delicioso y no hay duda que es muy sana.
La cebolla de Figueras es una cebolla más dulce que la habitual y se distingue por ser morada en la parte exterior de las capas de cebolla, no es exactamente la cebolla roja o morada que también existe.
El plato puede servir como un primero ligero o bien como una guarnición para carnes.
Nada más, les dejo la receta que no requiere gran explicación, así que comencemos y recuerden: vigilen su alimentación.

INGREDIENTES:
Para 4 personas

- 1 ½ calabacines amarillos
- 1 ½ calabacines verdes
- 1 cebolla de Figueras grande
- 12 tomatitos cherry
- Aceite de oliva virgen extra, sal Costa, pimienta, albahaca

PREPARACIÓN:

Lavamos y secamos los calabacines y los tomatitos. Los calabacines los cortamos por la mitad longitudinalmente y luego los cortamos en medias lunas. Los tomatitos los cortamos por la mitad.
La cebolla la pelamos y picamos en dados pequeños.
Mezclamos todas las verduras y salpimentamos al gusto.
En una sartén alta o un wok ponemos un poco de aceite y añadimos las verduras, las vamos salteando hasta que se pierda el agua de vegetación. No debe hacerse mucho sino que quede el calabacín un poco al dente.
A media cocción añadimos un poco de albahaca seca o fresca. Si se desea se pueden añadir otras especies, pero conviene no cargarlo mucho de sabores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...