jueves, 4 de agosto de 2016

Pasta con butifarra y alcachofas



Cuando El Comidista aún era un blog y no había dado el salto a la mega web, Mónica empezó una sección que se llamó “Recetas invitadas”. Eran recetas que la gente les enviaba y ella seleccionaba y hacía, a veces con algún retoque para mejorarla o para hacerla más sencilla.
Esta que les presento fue la primera que inauguró la sección y correspondía a Fran y Laia, no se dieron más datos.
Se apuntaron muchos matices a tener en cuenta al elaborar la receta como por ejemplo: Las alcachofas pueden ser normales o baby, las podemos confitar nosotros o comprarlas ya confitadas con su aceite, pero vigilando que no tengan ácido cítrico como conservante.
La carne puede ser cualquier clase de butifarra fresca, se puede sustituir por butifarra del perol, salchichas o incluso propone morcilla, yo añadiría butifarra negra.
La pasta original de la receta son los espaguetis, pero se puede utilizar cualquier tipo de pasta preferentemente no muy corta.
Y ya podemos empezar con la receta.
Como siempre vigilen su alimentación.

martes, 31 de mayo de 2016

Revuelto de champiñones, setas de cultivo, gambas y cebolla escalivada



El otro día había comprado unas gambas crudas peladas y congeladas que estaban de oferta y las compré para hacer algún plato.
Ayer vi en la frutería unas setas de cultivo (Setas de ostras 0 gírgoles en catalán) que estaban muy bien y también las compré junto unos champiñones para hacer este sencillo plato que les presento hoy.
Es muy sencillo, pues se trata de un revuelto típico. Se puede utilizar como plato principal o como aperitivo rellenando unos volovanes.
Las setas de ostra son muy agradables de gusto y dan mucho juego para platos como este o en estofados. Junto a los champiñones y algunas setas japonesas son las únicas que se han podido cultivar sin depender de las condiciones ambientales.
En las grandes superficies se pueden encontrar unos kits para cultivarlas uno mismo, un día lo probaré.
Poco hay que explicar de la receta, así que paso ya a su explicación  les recomiendo que la prueben. Como siempre vigilen su alimentación.

martes, 17 de mayo de 2016

Fideos chinos con pollo y verduras



En el campo de la gastronomía van apareciendo de tanto en tanto nuevas modas, entre las últimas están los foodtrucks y la streetfood, o sea los camiones de comida de toda la vida y la comida de la calle. Ambas ya inventadas hace tiempo, pero que ahora vuelven con diversas sofisticaciones.
En los países asiáticos es muy común la comida por la calle y la principal son los fideos en sus distintas variantes, como las sopas ramen, los fideos fritos, etc.
Es una comida que suele combinar fideos con vegetales y carne o pescado proporcionando una alimentación bastante completa y rápida.
No entraremos en más detalles, solo decir que suele ser una comida rápida de preparar y que aquí en España se está poniendo de moda en diversas preparaciones industriales como el Yatekomo de Gallina Blanca, el Yakisoba o los fideos orientales de Maggi, etc.
Sin entrar en su bondad o no de estos productos industriales, lo mejor es preparárselos uno mismo pues así sabemos que estamos poniendo.
Como les he dicho son fáciles de preparar y solo se trata de combinar fideos, carne o pescado, verduras y unas cuantas especies. Eso es lo que he hecho y les ofrezco en esta receta.
Un par de indicaciones, los fideos que utilizo son los del tipo chino que en cuatro minutos están hechos, son de trigo, no de arroz. Puede poner las verduras que quieran y hacerlo más o menos picante. Las especies que usé se pueden variar, por ejemplo añadir garam masala o ras el hanout, etc.
Disfrútenla y vigilen su alimentación.

jueves, 5 de mayo de 2016

Cannoli, postre siciliano.



El mes pasado fui a Barcelona a mi rutinaria visita médica de control y me quedé a comer con mi hermano que me llevó  a un restaurante italiano que él conocía y que escogió para  que probase un postre que allí hacían: los cannoli.
Los cannoli (En singular cannolo) es un postre típicamente siciliano que en origen se consumía en carnaval y actualmente se consume en casi toda Italia en diferentes épocas.
Consisten en unos tubos de pasta rellenos de una crema confeccionada con queso ricotta y adornados con fruta confitada. La pasta tiene la singularidad de prepararse con vino de Marsala, que es un vino dulce y que podemos sustituir con algún otro vino similar o con vino blanco.
Es una masa frita, aunque se puede hornear, se requiere de unos tubos metálicos del grosor adecuado para confeccionar los tubos que luego se rellenarán. En las diferentes recetas que he encontrado por la red utilizan tubos metálicos (Más gruesos que los utilizados para hacer canutillos), trozos de bambú y hasta en uno de ellos usaban unos trozos de troncos cortados al efecto. Se pueden encontrar en tiendas de repostería u online.
El relleno si bien se confecciona con queso ricotta, se puede sustituir, con un resultado diferente, por requesón, crema pastelera o nata montada. Se puede incluir la fruta confitada en el relleno o incluso pepitas de chocolate, pero lo habitual es poner unos trozos de corteza de naranja o limón confitados en los extremos.
En la red encontrarán otras formas de prepararlos, verán algunas variantes aspectos,  pero el resultado es muy similar. Pruébenlos y se convertirán en adictos.
Como siempre, vigilen su alimentación.

martes, 5 de abril de 2016

Muslos de pollo al horno con patatas, pomelo y miel



De vez en cuando encuentras recetas en la red que te están pidiendo que las hagas porqué seguro que serán buenas.
Y esta es una de ellas, la encontré en twiter y es de mecadocalabajio, un blog muy recomendable y que les invito a visitar.
Se trata de pollo al horno con patatas del que ya hicé una receta que pueden ver aquí, pero este está remojado con una mezcla de zumo de pomelo, miel y vino, que le da una melosidad al pollo y a las patatas además de un gusto ligeramente agridulce.
El pomelo es una fruta que me gustaba mucho y en la época que viví en Venezuela lo tomaba fresco para desayunar, pues es una fruta cargada de vitaminas y propiedades, pero que aquí en España es poco conocida.
Al llegar a España no encontraba pomelos como los de allí que suelen ser más grandes que los que había por entonces aquí, ahora se encuentran de mejores, su zumo también es muy bueno y se utiliza también en coctelería.
Pero hace ya tiempo que no lo tomo pues tiene el defecto de interaccionar con diferentes medicamentos para el corazón reduciendo la efectividad de los mismos. Si no tienen ese problema les recomiendo esta fruta.
La receta no tiene gran misterio, es muy sencilla. Solo hay que vigilar que no se nos queme, pues el tiempo de cocción es largo a fin de que queden hechos tanto el pollo como las patatas y se vaya reduciendo el líquido que añadimos.
Disfrútenla y vigilen su alimentación.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Chuletas de cerdo ibérico en salsa de sidra y mostaza



Cuando voy a comprar al Carrefour, justo antes de las cajas hay un aparador con productos que están a punto de caducar y que ofrecen al 50%, siempre con el aviso de “para hacer en el día o congelar”. A veces hay cosas interesantes y de vez en cuando compro algunas, las suelo congelar y utilizar en poco tiempo.
Esto me pasó con estas chuletas de cerdo ibérico que tenían, las compré, las congelé y empecé a buscar recetas.
Encontré una de chuletas en salsa de Chablis en la web de Cocina y Vino, una revista gastronómica venezolana, pero estaba muy mal explicada y pasé de ella.
Encontré otra en la siempre fiable web de El comidista y esa es la que he hecho, la receta era para presa de cerdo, pero ya decía que servía para lomo y chuletas, así que la copié y me puse manos a la obra. Además me permitía dar un buen uso a una botella de sidra buena, Zapiain, que tenía pendiente de empezar.
La receta es muy simple y como todas esas recetas, el éxito está en el uso de materiales de calidad, por eso, si la hacen, usen buenos productos, buenas chuletas, buena sidra (natural, no gasificada) y buena mostaza. Respecto a esta última en la receta usaban mostaza de Dijon, siempre la he encontrado un poco fuerte y prefiero utilizar la mostaza tipo americana, más suave, pero sin perder el sabor. Utilizo la marca Heinz.
Poco más a añadir, si no es la recomendación habitual: vigilen su alimentación.

domingo, 6 de marzo de 2016

Pasta con verduras y langostinos



Ya hace tiempo descubrí que se pueden hacer platos de pasta sin tener que utilizar salsa de tomate y así tengo hechas varias recetas, como aquí y aquí. Cuando hice la receta de la trucha al horno con verduras pensé que esa combinación de verduras iría bien con la pasta y para dar más sabor se podría añadir unos langostinos. Así nació el plato que hoy les presento.
Es un plato sencillo, pero con una combinación de sabores que lo hace muy bueno. Utilicé unos langostinos hervidos congelados de la marca de la sirenita que son muy buenos, naturalmente lo pueden hacer con langostinos frescos. La cebolla utilizada es del tipo dulce para que no quede un sabor muy fuerte, utilicé las llamadas cebollas Dulces de la Fuente, una variedad típica de Fuentes de Ebro y que cuenta con la protección DOP. Si no encuentran las originales existen otras del mismo tipo, pero de origen diferente.
La receta funciona bien con pasta larga tipo espagueti, tallarines, linguini, bavette, parpadelle o bucatini.
Háganla y comprobaran que no les decepciona. Recuerden lo de siempre. Vigilen su alimentación, coman variado y sano.

domingo, 28 de febrero de 2016

TERCER ANIVERSARIO. Arroz a los dos quesos.




Hoy es el TERCER ANIVERSARIO del blog y cuando he entrado a felicitarlo lo he visto vacío, lleno de telarañas y polvoriento. Lo tengo abandonado desde hace unos meses, otras ocupaciones y un cierto estado de ánimo bajo han hecho posible este abandono, de las cien recetas que quería hacer solo hice 26, un promedio bajísimo y que voy a intentar superar este año que estoy más animado.
Cuando hice el primer blog de recetas, entré algunas recetas sin fotos, pues no tenía cámara y por ese entonces muchos blogs de recetas no lo hacían, ha sido mucho después que empezaron a aparecer fotografías en los blogs y actualmente hay auténticos profesionales de la fotografía que exponen maravillas y que en algunos casos, pocos, parecen más preocupados del estilismo que de la receta.
Ahora las iré recuperando poniéndoles la foto correspondiente. Empezaré por el arroz a los dos quesos.
Un sencillo plato de arroz y queso, dos ingredientes que casan perfectamente si se tiene mucho cuidado en su elaboración. Recuerden que el arroz tiene tendencia a pegarse y si lleva queso la cosa puede ser más peligrosa. Vigilen la cocción al horno pues el líquido se pierde rápidamente y puede dar origen a un desastre. Normalmente se utiliza el doble de líquido que de arroz, pero yo les aconsejo que vigilen y, si lo creen necesario, añadan un poco más.
Este es un plato que podría prepararse, también, al estilo de los "rissotos" italianos.
Puede utilizarse caldo de pollo o de verduras. Puede servir de plato único.
La receta es del Hotel Cesar de Barcelona y está extraída de la colección que publicaba La Vanguardia. En aquella época que empecé a recolectar recetas no había tanta internet ni "gastroblogueros".
Espero que les agrade y recuerden: vigilen su alimentación

lunes, 12 de octubre de 2015

Trucha al horno con verduras



Sigo buscando recetas que sean compatibles con la dieta que hace mi mujer ya que  en el caso del pescado solía hacerlo al horno con patatas, etc.
Pero ahora no puedo hacerlo y tengo que ir buscando formulas dietéticas, pero que conserven un sabor que no parezcan “comida de régimen”
La trucha la solía hacer frita a la Navarra como aquí, pero ahora no servía y buscando encontré esta forma de prepararlas que al ser horno lleva muy poco aceite y además las verduras le dan un sabor excelente. Es una receta del blog  Con tu pan te lo comas” y estaba en Cocina.facilisimo.com
Es una receta muy sencilla, pero que permite que la trucha no se reseque en el horno y tenga un gusto apetecible. Utilice poco aceite para hacerla lo más dietética posible.
El resultado es sorprendente y esa combinación de cebolla y pimiento resultó muy buena, utilicé una cebolla del tipo dulce para que no quedará un sabor muy fuerte.
Háganla, les sorprenderá su sabor.
La acompañe, yo, no mi mujer, con un vino blanco seco muy bueno que compré recientemente. Se trata del Barbadillo, un clásico elaborado en la zona de Jerez con uva palomino. Fresco es delicioso.
Como siempre y más ahora que estamos de dieta,  vigilen su alimentación.

Magdalenas con arándanos deshidratados



Hace tiempo que no preparo un postre y por otro lado también hace tiempo que quería hacer magdalenas y por fin me decidí a hacerlas.
Como ustedes saben las magdalenas son un dulce muy antiguo y que no tiene un origen definido, se pueden encontrar diferentes historias sobre ello, lo cierto es que provienen de Francia de la región de Lorena y originalmente eran de forma alargada con la parte inferior estriada, posteriormente es que se comienzan a hacer redondas y en moldes de papel.
He partido de una combinación de la receta que utilizaba mi madre y de una receta de webosfritos.es donde se dan consejos para conseguir unas magdalena de copete alto y para rematar introduje la adición de unos arándanos deshidratados que había comprado recientemente.
Básicamente la receta de mi madre y la de webosfritos son muy similares, solo que esta última da más detalles para conseguir unos resultados mejores.
Yo los seguí y conseguí unas magdalenas bastante aceptables, no salieron mejores porqué no acabo de controlar el horno.
Los principales consejos son:
El bol en que trabajaremos no debe estar frío. Pondremos agua caliente para atemperarlo y luego lo vaciamos y secamos bien.
Llenar los moldes hasta un dedo del borde.
Poner los moldes de papel dentro de un molde rígido o de silicona para muffins.
Dejar enfriar al menos 30 minutos.
No poner el azúcar hasta el momento de hornear.
El horno debe estar muy caliente. Recomiendan precalentar a 250º y bajar a 220º cuando pongamos los moldes. Como cada horno es un mundo vigilar esta cuestión, pues a mi casi se me queman. Otro día calentaré el horno a 240º y lo bajaré a 210º.
Todo esto es para conseguir unas magdalenas de alto nivel, sin estas recomendaciones les saldrán igualmente buenas, pero no tan aparentes.
Igual que los cacahuetes y las patatas fritas, las magdalenas son adictivas, comienzas y no pararías.
Así que cuidado y vigilen su alimentación.