domingo, 27 de noviembre de 2016

Guisado de calamar con patatas



Suelo comprar muchos productos congelados en la cadena de congelados La Sirena, tienen una gran variedad y son productos muy buenos, tanto los productos simples como los platos preparados.
Además suelen tener a disposición del público gran variedad de recetas que acostumbran a ser muy originales y sabrosas. Naturalmente están basadas en sus productos pero son bastante adaptables.
Hace días encontré una receta que me pareció interesante y que he realizado y ha salido estupenda, es la receta que les presento hoy.
Vamos con las adaptaciones: en la receta original utilizan una mezcla para sofritos constituida por pimiento rojo, cebolla y tomate que ya viene cortadita y mezclada prácticamente a partes iguales, la sustituimos por esos ingredientes que pelaremos y cortaremos nosotros.
Otro ingrediente es una terrina de sofrito concentrado con caldo de pescado que sustituí con tomate doble concentrado y unas pastillas de caldo de pescado.
Con esto resolvemos la receta sin necesidad de los productos originales, pero si tienen acceso a ellos les facilitará mucho la confección.
Pueden partir de anillas de calamar congeladas o hacérselas ustedes a partir de calamares, a su gusto.
Vamos con la receta y acuérdense de vigilar su alimentación.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Bucattini con salsa ricotta



Otra receta de mi plato preferido: la pasta.
La pasta con su gran variedad de tipos y de salsas posibles da para hacer muchos platos, prácticamente diferentes y con sabores  muy variados.
Hoy utilizaré una pasta que nunca había utilizado y que el otro día encontré en una tienda de productos italianos de Barcelona.
Se trata de los bucattini, es una pasta larga como los espaguetis, pero más gruesa y agujereada en el centro, lo cual permite que la salsa llene esos espacios y realce el sabor. Si no los encuentran pueden utilizar otra pasta larga o incluso macarrones.
Uno de los ingredientes de la receta es el queso ricotta, que seguramente ya conocerán o habrán oído hablar de él. Se trata de un queso fresco que se obtiene a partir del suero que queda al hacer los quesos. Se vuelve a acidificar, se calienta y al cuajar los restos de albumina se obtiene este queso fresco.
En Cataluña lo conocemos como recuit o mató y fuera es el conocido requesón. No es el queso fresco tipo Burgos o Villalón. El original se obtiene a partir de leche de oveja aunque se encuentra, fuera de Italia, elaborado con leche de vaca. Se utiliza mucho en la cocina italiana, como el mascarpone, para pastelería, pero también en recetas saladas como la de hoy.
Verán que es una receta sencilla, pero muy sabrosa. Al final he sustituido el típico parmesano rallado por pecorino romano rallado. Otro queso italiano delicioso que se obtiene a partir de leche de oveja. Por eso se llama pecorino ya que procede de la pecora, en italiano oveja.
Disfrútenla y como siempre, cuiden su alimentación.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Cordero al horno



A veces compro unas bandejas de cordero que tienen un octavo o un cuarto y suele venir diferentes piezas como las costillas de palo, las que no tienen palo, algunos trozos de cuello y varios cortes de pierna.
Normalmente suelo hacer estas piezas a la plancha y acompañadas de verduras o de patatas o tartiflette como explicaba en mi última entrada.
Pero quería variar un poco y encontré en cocina-casera.com una receta para muslos de pollo al horno, me gustó la receta y decidí probarla con el cordero modificando algunas cosas.
He modificado las cantidades de líquido pues en la prueba que hice me quedo muy líquida y después la otra modificación es que en la receta original se pone todo al principio, las verduras, las patatas y los muslos. Pero como los cortes de cordero eran muy finos pensé que quedarían muy hechos y por eso los añadí a mitad de la cocción.
La receta no es muy complicada y da un resultado excelente si vigilamos bien los tiempos para que se hagan las verduras y el cordero no quede muy seco.
Háganla y no se arrepentirán, como siempre vigilen su alimentación.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Tartiflette au Reblochon



La tartiflette es un plato muy conocido de la cocina francés, pero no es un plato antiguo pues se inventó a principios de los años 80.
Es un plato originario de la Alta Saboya donde se produce el queso reblochon y cuyas ventas habían decaído en los últimos años, por eso el Sindicato Interprofesional del Reblochon para incrementar sus ventas sacó esta receta. El nombre de tartiflete viene del tipo de patatas de la región conocidas como la tartifle.
En la Saboya y la Alta Saboya se producen diferentes tipos de quesos, los más conocidos son el Beaufort (uno de mis quesos favoritos), el Abondance y el Reblochon.
Reblochon en francés viene de re-ordeñar y cuenta la historia que los cuidadores de las vacas, cuando estas estaban en las altas montañas, las ordeñaban parcialmente por las mañanas y este ordeño es el que entregaban a los dueños de las vacas. Por la tarde volvían a ordeñar las vacas y con esa leche elaboraban el queso.
Es un queso de pasta blanda, ligeramente amargo, un sabor como a avellana, pero muy bueno para tomar solo con un buen vino de la región como el Apremont. Se vende en piezas de unos 500 gr, se puede encontrar en Carrefour o Corte Inglés.
Para hacer la receta, que es muy sencilla, me he guiado de diferentes webs entre ellas la oficial del turismo de la Saboya, la de “cocinando con catman” y”lLas recetas de MJ”. De todas ellas he hecho mi versión que no varía mucho de las vistas.
En la receta oficial usan 250ml de vino y yo recomiendo reducirlo un poco porqué si no al final entre el vino y el agua que sueltan las patatas queda la composición muy líquida, como se ve en la foto.
También hay diferentes versiones de cómo colocar el queso al final, hay quien lo pone entero cortándolo transversalmente por la mitad y otros, como MJ, cortada en lonchas y cubriendo las patatas. Esta es la solución que yo adapté.
Vamos con la receta, es hipercalórica y se puede comer sola o sirviendo de acompañamiento a unas carnes, yo la hice para acompañar unas costillas de cordero a la brasa.
Desfrútenla y como siempre vigilen su alimentación, procuraré no dilatar tanto las entradas.
 
Una ración, demasiado líquido
INGREDIENTES:
Para 2-3 personas
- Medio queso Reblochon
- 700 gr de patata (Unas 3 hermosas.)(Utilice la variedad Agata)
- 1 cebolla grande
- 300 gr de lardons (Bacon ahumado cortado en tiras.)
- 1oo gr de creme fraîche o nata espesa
- 100 ml de vino blanco, preferentemente Apremont o Abymes (Si no un vino blanco no muy seco y afrutado)
- Sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 200ºC
Cortamos la cebolla en juliana.
Lavamos bien las patatas y las ponemos a cocer con abundante agua y sal unos 20 minutos, escurrimos y dejamos enfriar.
Entretanto en una sartén con un poco de aceite ponemos a pochar la cebolla y los lardons, removiendo para que no se queme hasta que el bacon quede ligeramente tostado, reservamos.
Pelamos las patatas, sin quemarnos, y las cortamos en rodajas como de un cm. Y las ponemos en un recipiente para horno, podemos salpimentar, pero no mucho, pues los lardons ya son salados. Ponemos por encima la cebolla y el bacon, añadimos la creme fraîche bien extendida y añadimos el vino.
Por último cubrimos con el queso que podemos poner como expliqué, bien en lonchas o bien en dos mitades con la corteza hacia arriba.
Llevamos al horno 20 minutos, debe queda la superficie doradita.

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...