domingo, 24 de marzo de 2013

Llapí con peras y nabos

Otro plato típico de la región de la Cerdaña catalana y, como el civet que ya les había presentado, representativo de la cocina de invierno de las montañas del norte de Cataluña donde se presenta esa combinación de guisados de carne con frutas. Podemos encontrar en la cocina catalana varios platos de este tipo como son la oca o el pato con peras, obteniendo un contrapunto de dulzor con esa adición de frutas.
Como habrán visto por los ingredientes, el “llapí” es como llaman a la liebre por esos parajes y seguramente viene del francés “lapin”, pues al ser una zona fronteriza recibió muchas influencias.
También como el civet es un plato para hacer en invierno, pues es de muchas calorías. Al llevar los nabos y las peras no hace falta acompañamiento, aunque si lo desean pueden acompañarlo de un arroz hervido, pero no patatas o así, pues habría un exceso de féculas. Si es posible háganlo con liebre mejor que con conejo, la carne es más gustosa, pero si no la encuentran pues usen conejo normal.
Un vino recio acompañara de maravilla, pero si quieren ser un poco atrevidos acompáñenlo con un cava brut fresquito.
La fuente de la receta es la misma que las anteriores.
Que les vaya de gusto y recuerden: vigilen su alimentación.

INGREDIENTES:
Para 4 personas

- 1 liebre de bosque o conejo de 1½ Kg.
- 250 gr. de nabos
- 3 peras de las de invierno
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 2 tomates
- Laurel, harina
- Aceite de oliva, sal y pimienta



PREPARACIÓN

Cortamos el conejo a trozos, los salpimentamos y los enharinamos.
Se fríen en una sartén con un poco de aceite hasta que estén dorados por todos los lados. Reservamos los trozos.
Pelamos los nabos y los cortamos a tiras, los enharinamos y los freímos en la misma sartén que hemos frito el conejo. Los retiramos y reservamos.
En una cazuela de barro hacemos un sofrito con la cebolla, los ajos y el tomate.
Cuando el tomate se haya espesado, incorporamos el conejo, los nabos y una hoja de laurel a la cazuela. Lo mojamos con agua o caldo y lo dejamos cocer a fuego lento hasta que el conejo esté tierno, si es necesario añadiremos más agua o caldo.
Mientras se hace pelamos las peras y las partimos a cuartos retirando las semillas y las hervimos en un cazo. Las añadimos a la cazuela unos minutos antes de acabar la cocción para que se impregnen de la salsa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...