domingo, 24 de marzo de 2013

Boquerones en vinagre


Tonto el que no le salga bien.
La limpieza de los boquerones es muy sencilla: primero arrancamos la cabeza y por la apertura que queda e introduciendo un dedo vamos abriendo el boquerón por el vientre. Sacamos las entrañas y retiramos la raspa de forma que nos queden los dos filetes unidos.
El vinagre debe ser blanco, pues el de vino tinto daría un color muy oscuro a los boquerones. Puede servir el de manzana.
La maceración en vinagre es una de las formas de cocinar más antiguas. El ácido del vinagre cuece la carne como si la hubiese hervido.

Un plato típico de este tipo de cocción es el “ceviche”. Es de origen sudamericano, consiste en una mezcla de pescado y verduras —tomate, pimiento verde y rojo, cebolla, etc.— maceradas con jugo de lima. Este jugo hace las mismas funciones que el vinagre en la receta, puede emplearse limón, pero la lima queda mejor. 
A la hora de preparar el aperitivo tenga la mesa dispuesta antes de llegar los invitados con las cosas frías como patatas fritas, frutos secos, boquerones, embutidos y un largo etcétera que usted determinará. A medida que la gente vaya picando empiece usted sacando los platos calientes, como croquetas, etc., no demasiado deprisa para evitar que se enfríen y pierdan la gracia.
Como usted estará en la cocina casi todo el tiempo, quédese su parte a la cocina para no quedarse sin, de otra forma le dejarán sin nada. Frente a un buen aperitivo acostumbra a regir “la ley de la selva”, no hay amigos. La gente pierde la mesura a la hora de picar y más sin son cosas buenas como usted hará a partir de ahora. 
Aprenda también como hacer canapés, es muy fácil. Ya le contaré más adelante, ahora sigamos camino con otros aperitivos igual de ricos. Puede hacer los aperitivos que se hayan de freír o cocinar el día anterior o días antes y congelarlos, para acabar de hacerlos el día que se hayan de servir. De un día para otro se guardan bien en la nevera. Si los congela, recuerde que puede freírlos o cocerlos sin necesidad de descongelar; aunque a veces quedan mejor si deja descongelar los productos. Recuerde también que el proceso de congelar y descongelar los vuelve más frágiles y hay que tratarlos con más delicadeza. 
 Hoy he puesto dos fotos. La primera es de una ración pequeña y la segunda es la misma ración más el bol que hice.
Están buenísimos, acuerdense de vigilar su alimentación.


INGREDIENTES:
 - 1/2 Kg boquerones frescos
- 5-6 ajos
- Perejil picado
- Vinagre de vino blanco
- Aceite de oliva
- Sal Costa


 PREPARACIÓN:
Limpiar los boquerones y quitar las espinas dejándolos abiertos. Lavar bien, dejar escurrir y salar. 
Cubrirlos con vinagre y dejar reposar 24 horas en la nevera.
Se lavan nuevamente y se colocan bien dispuestos en capas alternando con los ajos picados muy finos y el perejil. Añadir un poco de vinagre y cubrirlos con aceite. Dejar reposar 48 horas en nevera. 
Sacar una hora antes de servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...