domingo, 15 de junio de 2014

Manzanas al horno

¡Échame un cable Nº 10!


La segunda receta más tonta del blog, si primero fueron los garbanzos con tomate, hoy les voy a poner una igual de superfácil, pero que da un postre muy rico y sano.
Son recetas tan sencillas que cualquiera sin grandes conocimientos de cocina puede hacer y obtener con él un resultado satisfactorio.
Estamos acostumbrados a encontrar en los blogs que visitamos recetas fáciles, complejas y algunas de altísimo nivel, pero está es tan sencilla que es posible que no la encuentren en ningún blog, quizás en este y algún otro. Sin secretos, sin máquinas extrañas y sin ingredientes difíciles de encontrar.
Nada más aquí tienen la sencillez hecha realidad, unas manzanas al horno.
Lo más complejo de la receta es descorazonar las manzanas y para eso necesitarán un útil especial, el descorazonador, suena a herramienta medieval de tortura, pero quién no tiene uno y si no lo tienen en los chinos lo encontrarán barato.
Venga pues, háganlas, si quieren más sofistificación acompáñenlas de un helado de vainilla o una copita de licor de manzana ácida bien fría.
Comencemos y recuerden: vigilen su alimentación.

INGREDIENTES:
Para 2 o 4 personas

- 4 manzanas golden bien majas
- Azúcar moreno
- Almendras o avellanas tostadas molidas
- Canela en polvo

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 190 ºC
Lavamos y secamos bien las manzanas que procuraremos que sean más bien grandes y que no estén muy maduras.
Les hacemos un corte superficial a todo lo largo de la parte central, de esta manera las manzanas no se rompen tanto y quedan más presentables.
Con un descorazonador les quitamos el corazón con las pepitas. Del trozo que sacamos cortamos un trozo de la parte inferior que utilizaremos como tapón del hueco que hemos dejado y que servirá para que los ingredientes que pondremos no se salgan de la manzana durante la cocción.
En ese hueco del corazón añadiremos un poco de azúcar moreno, un poco de los frutos secos molidos y una pizca de canela en polvo. Podemos sustituir el azúcar moreno por miel.
Ponemos las manzanas en una bandeja para el horno que estén de forma vertical para que el hueco del corazón esté hacia arriba y no se derrame el contenido.
Dependiendo del tamaño de las manzanas y del horno estarán hechas en 20-25 minutos. Es un tiempo aproximado, vayan vigilando hasta que estén hechas sin que se quemen.
Servirlas tibias o frías. Solas o acompañadas con nata o un helado. Se come todo incluso la piel, sólo hay que dejar, si se quiere, el tapón que hemos puesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...