jueves, 28 de febrero de 2013

Bienvenida


Bienvenidos a este nuevo blog.
Se trata de un blog continuación de otro que tengo con el mismo título, Buen Menú.
El motivo del cambio es para poder dar más facilidades en la busqueda de recetas, separar las recetas dulces de las saladas y ofrecer otros servicios, como por ejemplo obtener un PDF con las recetas publicadas y poder imprimirlas con más facilidad.
Espero que les guste y que ustedes visiten regularmente este nuevo blog, que, además, está abierto a cualquier tipo de sugerencia que permita modificarlo para mayor realce de las recetas.
Encontrarán diversas etiquetas que les llevará a los platos por tipos: Primeros, segundos, postres, etc.
Les añado el post con el comencé el otro blog:


Lo primero que se puede pensar al empezar a leer este diario es que es uno más de entre tantos.
Bueno, pues este no es otro diario más. Este lo he escrito yo y probablemente no sea muy bueno ya que no soy más que un aficionado a la cocina.
No recuerdo cuando nace esta afición mía, pero lo que comenzó como una pequeña excursión en el tema, se ha ido desarrollando en un gran interés. No cocino mucho, pero voy guardando recetas y aprendiendo las técnicas y secretos del buen cocinar.
En una gran parte el aumento de este interés por la cocina, viene de ver durante mucho tiempo un programa de televisión. Este programa era el de Karlos Arguiñano. Es un gran comunicador y ha sabido hacer llegar a la gente el deseo de hacer cosas nuevas en la cocina. Su gran secreto, si lo hay, ha sido la sencillez de sus recetas, ya que están al alcance de cualquiera con un mínimo de conocimiento y de interés. Desde aquí mi reconocimiento por transmitirnos su sabiduría.
Una vez que la afición fue aumentando, empecé a recopilar recetas y las primeras fueron las que hacia mi madre y que yo había saboreado durante toda la vida. Estas son las que componen el capítulo de Recetas caseras. Son recetas sencillas, muchas de ellas muy conocidas pues son de la tradición popular. Otras quizás no lo sean tanto pero pertenecen al acervo de la familia, pues mi madre las aprendió de la suya.
Una vez tuve un poco de base comencé los ejercicios culinarios escogiendo recetas de diferentes fuentes y elaborándolas. Son recetas fáciles o no muy difíciles, algunas complicadas o de larga elaboración, pero todas ellas las he realizado muchas veces y por tanto están probadas, los resultados son satisfactorios de momento. Las encontrarán en el capítulo de Recetas probadas.
El último capítulo, Otras recetas, son una selección que he hecho y de las cuales algunas ya las he hecho y otras un día u otro las haré. Así como las anteriores están corregidas, en algunas cosas, a fin de hacerlas mas claras a profanos como yo, estas otras se trasmiten tal como están descritas y solo en ocasiones las he corregido. Los criterios de selección han sido dos.
Primero, no ser muy complicadas, no requerir ingredientes o técnicas complejas.
Después ha seguido un criterio de simple gusto personal basándome en mis gustos particulares, por tanto me resultan apetecibles y me gustaría hacerlas, cosa que tarde o temprano haré.
Así pues no sé si en el momento de hacerlas resultarán más complejas o no tan buenas como lo esperado, pues a veces ocurre como con la ropa, que en el escaparate una prenda nos gusta mucho y cuando nos la ponemos la vemos diferente.
La cocina tiene pocos secretos y yo los resumo en los siguientes:
Buenos ingredientes. No necesariamente han de ser los más caros, pero su calidad debe ser la más alta.
Procuren ajustarse a la receta lo más posible. Esto es solo un consejo para principiantes. Cuando se tenga más soltura, será el momento de experimentar cambios, bien de ingredientes o bien de procesos y tiempos.
Paciencia, mucha paciencia. Con el tiempo se ira adquiriendo soltura. Tanto los ingredientes, como sobre todo las temperaturas o los tiempos, no están elegidos al azar. Son los necesarios para obtener el resultado prometido. Si los variamos para acabar antes, podemos encontrarnos con un resultado que no esperábamos.
Tenga todo los ingredientes preparados antes de empezar a realizar la receta. Puede encontrarse que a media cocción necesite algún ingrediente y no lo tenga preparado, con lo cual alargara más la cocción y esto a veces es fatal. 
No se asuste por las descripciones de alguna receta, he procurado utilizar un lenguaje muy sencillo, para principiantes como yo.
Por último, en algunas recetas, he añadido comentarios para aclarar algún punto, tanto del origen de la misma o de su composición.
En todas las recetas, que no son de la colección de mi madre, he incluido la fuente de procedencia así como el autor de la receta.
Ánimo y empiece a cocinar, se divertirá y ganara puntos ante la familia y las amistades. Una buena comida puede ser el comienzo de una buena relación.
 
Nada más que añadir si no dejar paso a las recetas que irán apareciendo y que además de nuevas, iré trayendo las del blog anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...