viernes, 15 de marzo de 2013

Moussaka


Para retomar el diario nada mejor que una receta de categoría (Esta receta la había puesto en el anterior blog  y de ahí la introducción).
Se trata de un plato que requiere bastante elaboración, pero que da un resultado espectacular.
Es el plato típico de Grecia y en todos los restaurantes griegos lo encontrarán. Como con muchos de estos platos típicos existen muchas variantes tanto regionales como personales. Esta receta que les doy es la más básica, si bien en la original auténtica la carne que se utiliza es cordero o vaca. A mi gusta más así. Por cierto, la receta está sacada de la enciclopedia "El Menú" de Planeta. Es una enciclopedia que tengo desde hace mucho tiempo, una de las pocas obras en fascículos que he terminado.
Se puede encontrar en algunos restaurantes, sobre todo vegetarianos, un plato con el mismo nombre elaboración igual, pero donde la carne es substituida por verduras. La uténtica es de carne, no acepten imitaciones.
Como siempre les indico utilicen ingredientes de buena calidad, buena carne, buen vino (No se pasen como yo que una vez utilicé un Gran Reserva de Cariñena para hacer el plato, pero es que una de las invitadas que tenía a cenar aquella noche, era de cerca.).
Lo más laborioso es el prepara las berenjenas, toma mucho tiempo prepararlas y freírlas, pero paciencia, ya se sabe que lo bueno cuesta.
Si se esmeran un poco obtendrán una ovación cerrada. Una cosa, lo pueden utilizar de primero o de segundo, siempre con otro plato ligero que este es muy contundente. Si están de régimen, sáltenselo que por una vez no pasa nada.
Que les aproveche y cuiden su alimentación.

INGREDIENTES:
Para 6 personas

- 700 gr. de carne picada (Cerdo y ternera)
- 700 gr. de berenjenas
- 2 cebollas medianas, picaditas
- 4 tacitas de tomates triturados (Poco menos de una lata de 500 gr.)
- 2 cucharadas soperas de puré de tomate
- 4 ramitas de perejil muy picadito
- 1 cucharadita de orégano seco
- 1 cucharadita de canela
- 175 ml de vino tinto
- Sal, aceite.
Para la salsa de cobertura
- 75 gr. de mantequilla
- 5 cucharadas de harina
- 8, 5 tacitas de leche muy caliente
- 3 huevos medianos ligeramente batidos
- 50 gr. de queso Kefaloitori o parmesano
- Sal, pimienta y nuez moscada.


PREPARACIÓN:
Corte las berenjenas en rodajas de 1,5 cm., más o menos, empolvoréelas generosamente con sal y déjelas escurrir por lo menos una hora en un colador. Así se les van los jugos amargos y absorben menos aceite.
Refría las cebollas en poco aceite hasta que estén doradas. Incorpore la carne, aplaste y déle vueltas con un tenedor de madera hasta que tome color. Agregue el tomate triturado, el puré de tomate, los condimentos (Sal, orégano, canela y pimienta) y añadir el vino. Deje cocer muy suavemente durante 20 minutos.
Aclare las rodajas de berenjena, escúrralas presionando con las manos y séquelas sobre un paño. Fríalas rápidamente en aceite caliente (Si el aceite está muy caliente, absorben menos grasas) unas cuantas cada vez. Póngalas sobre papel absorbente.
Para preparar la crema derrita la mantequilla en un cazo mediano a fuego lento. Agregue la harina y remueva con cuchara de madera unos 3 minutos, sin que la harina tome demasiado color. Añada la leche poco a poco, sin dejar de remover. Retire el cazo del fuego cada vez que añada leche para evitar que se formen grumos. Sazone con sal, pimienta y nuez moscada y deje a fuego lento, removiendo constantemente, hasta que espese la salsa y quede suave. Enfríe ligeramente la salsa y agregue los huevos ligeramente batidos, añada 3 cucharadas del queso rallado.
Caliente el horno a 180ºC. En una fuente de hornear caliente, disponga unas capas de rodajas de berenjena y de carne alternativamente, comenzando y terminando por las berenjenas y espolvoreando con el resto de queso entre capa y capa. Cubra la fuente con la salsa y deje en el horno durante unos 45 minutos, hasta que esté dorado por encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...