domingo, 8 de septiembre de 2013

La auténtica tarta de queso inglesa



La tarta de queso es un clásico en todos los blogs, podemos encontrar de todo tipo, sin cocer, al horno, con fresas, con frutas, el famoso New York cheesecake, etc. etc.
Yo les presento hoy una muy simple, pero es la típica tarta de queso inglesa. Esta tarta británica se distingue por su base de galletas y mantequilla y un relleno muy cremoso.
Utilicé un molde desmontable de 20 cm y un queso cremoso tipo filadelfia, se puede servir solo o recubierto con un culis de fresa o frutos del bosque, también puede adornarse con unas frutas troceadas. Debe quedar cremosa, pero bastante compacta, en la receta original utilizan petit suisse, en función del queso utilizado el sabor será más o menos intenso.
Queda mejor fría y puede servir de postre, para desayunar o para merendar.
La receta la saqué de unas fichas que vendía PlanetaAgostini sobre postres Esas que venden para promocionar los fascículos y que te venden 20 o 30 fichas por 0,60 euros.
Ya verán que es muy sencilla de realizar y el resultado es excelente. Vigilen el horneado que no se les queme.
Disfruten de la receta y cuiden su alimentación
  
INGREDIENTES:
Para 4-6 personas
- 200 gr de galletas tipo María
- 90 gr mantequilla
- 750 gr queso cremoso tipo filadelfia (Yo usé el de Carrefur)
- 200 gr azúcar
- 1 cucharadita aroma de vainilla Vahiné
- 2 cucharadas de nata de montar
- 4 huevos
- ralladura de 1-2 limones (según tamaño)

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180ºC.
Preparamos la base triturando las galletas con la mantequilla con la batidora o triturando las galletas con el rodillo y luego mezclando con la mantequilla.
Cubrimos bien con esta mezcla el fondo y parte de las paredes del molde desmontable, presionando bien y que quede uniforme.
Meter el molde en la nevera.
Lavamos bien el limón o limones y rallamos la cascara sin tocar la parte blanca que ya sabemos que amarga. Reservamos la ralladura.
En un bol ponemos el queso cremoso y lo batimos ligeramente con un batidor de mano. Añadir el azúcar y mezclar bien. Incorporar los huevos de uno en uno, sin mezclar demasiado.
Añadimos la nata, la vainilla y la ralladura de limón y mezclamos cuidadosamente.
La crema debe quedar lisa y relativamente espesa. Sacamos el molde de la nevera y vertemos la crema con cuidado en él.
Cocer el pastel de 40 a 50 min. La tarta no debe quedar seca ni resquebrajarse, prolongamos más o menos tiempo según se prefiera que quede más blanda o más compacta.  Vigilar que no se queme, pues el tiempo es aproximado y depende de cada horno.
Dejamos templar la tarta y retiramos el borde, dejamos enfriar sobre una rejilla y la metemos a la nevera. En el momento de servir podemos adornarla a nuestro gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...