sábado, 7 de septiembre de 2013

Tortilla al ron



Esta es la última receta que publiqué en el blog antiguo y con la que lo cerré, de ahí ese largo comentario inicial que he preferido mantener.
Con esta receta termino este blog que tantos años ha durado, pero que no ha sido muy rico en recetas.
El propósito era hacer más, pero diversas dificultades personales lo impidieron, han sido siete años y sólo 100 recetas, todas ellas buenas recetas que creo que habrán gustado a alguien. No hubo muchos comentarios a pesar de ser muy visitado, pero el éxito de público a veces no se consigue.
Ahora dispongo de más tiempo y energía, por eso y por haber encontrado otra plataforma que me permite hacer más cosas como yo quería, es que he abierto un nuevo blog, se llama, no podía ser de otra forma, Buen Menú 2.0. Nombre que permite recordar el anterior y que denota esa segunda versión. Agradezco a la plataforma Miarroba el hecho de alojar mi blog que en el momento de su creación era la que mejor se adapta a mis pretensiones.
Ya he traspasado todas las recetas allí, también encontrarán de nuevas y otras cosas como reseñas de libros, etc.
Adiós pues y como se dice ¡El Rey ha muerto, viva el Rey!
Esta última receta tiene una historia interesante. La aprendió mi madre de una película americana antigua en blanco y negro que trataba sobre ingleses y españoles, que como siempre en las películas de época americanas, los españoles éramos los malos y los “pobrecitos” piratas ingleses los buenos. Nunca el cine americana ha sido fiel a la historia.
La cuestión es que una de las actrices principales la preparaba y mi madre la copió.
Sólo recuerdo la anécdota, no la actriz ni el nombre de la película que era algo relacionado con Blanca de Castilla.
Es un postre fácil y que tiene cierto predicamento en la zona asturiana y gallega, parece venir de las francesas tortillas al licor, pero entramos en una historia confusa.
Disfruten de la receta que es muy fácil y deliciosa y les espero en mi nuevo blog y, entretanto vigilen su alimentación.


INGREDIENTES:
Para 1 personas
- 1 huevo grande
- un chorrito de leche
- 2-3 cucharadas de azúcar
- 50 ml de ron añejo
- Aceite

PREPARACIÓN:

Batimos bien el huevo al que habremos agregado la leche que da más esponjosidad a la tortilla.
En una sartén antiadherente, con muy un poco de aceite, hacemos la tortilla como una tortilla francesa plegándola por los lados y que quede hecha.
En la misma sartén rociamos la tortilla con el azúcar, más o menos azúcar según nos guste más o menos dulce.
Bañamos con el ron y flambeamos que quede el azúcar ligeramente caramelizado.
Servir bien caliente, se puede acompañar de una bola de helado o de unas galletas.
El añadido del azúcar y el flambeado se puede realizar en la mesa, en un plato, quedará más efectista. Cuidado con quemar al comensal. Se puede hacer con otro licor como kirsch, coñac o anís.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...