jueves, 1 de mayo de 2014

Salteado de guisantes con gambas



Hoy voy a poner la primera receta de un grupo de tres, se trata de dos recetas sencillas y luego haré un plato combinado con las dos. Naturalmente se pueden hacer por separado, por eso las publico así, pero yo las hice para combinarlas.
La primera está sacada de un producto que compré hace algún tiempo congelado que ya viene preparado y sólo hay que freír, es el salteado de guisantes con gambas y es el que inicia la serie. La segunda son unas simples mini-hamburguesas de pollo muy fáciles de elaborar.
Como verán son recetas sencillas y que se pueden elaborar enseguida, las dos se pueden congelar aunque los guisantes ya hervidos no aguantan muy bien la congelación, las mini-hamburguesas sí que se pueden congelar sin problemas.
Vamos pues a presentarlas sin más preámbulos, pues no necesitan gran explicación. Sólo comentar que he utilizado guisantes y gambitas peladas congeladas. Hice la foto del plato completo y unos primeros planos de cada parte que es lo que presento.
No hace falta decirles que vigilen su alimentación. Nunca me cansaré de recordárselo, ya saben aquello de dime lo que comes y te diré que enfermedades padecerás.


INGREDIENTES:
Para 4 personas:

- 600 gr de guisantes frescos o congelados
-  150 gr de gambas pequeñas peladas frescas o congeladas
- 100 gr de jamón cocido cortado a daditos
- ½ cebolla mediana a daditos
- ½ calabacín mediano cortado a daditos, sin pelar
- ½ pimiento rojo mediano cortado a daditos
- Aceite de oliva virgen extra, sal Costa, pimienta

PREPARACIÓN:

En un cazo ponemos agua a hervir, cuando comience el hervor ponemos dos cucharaditas de sal y mezclamos bien para disolverla. Entonces añadimos los guisantes y los dejamos hacer unos cinco o diez, depende de si son frescos o congelados.
Cuando estén a punto los sacamos, escurrimos y reservamos.
En una sartén con un poco de aceite ponemos a pochar la cebolla, cuando haya transparentado añadimos el pimiento y el calabacín, pochamos un poco y añadimos los guisantes reservados, el jamón y las gambitas. Comprobamos la sazón, añadimos pimienta y si fuese necesario un poco de sal.
Mezclamos bien y dejamos que se hagan las gambas y se armonicé el conjunto.
Listo para emplatar, echaremos un chorrito de aceite de oliva al servirlo. Puede ser un entrante ligero si lo servimos solo o podemos utilizar como acompañamiento de otros platos.

2 comentarios:

  1. me puedes decir de que marca es el salteado?

    Hace años tomaba uno de frudesa... pero desaparecio de los supers!

    mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este salteado lo había comprado en una casa de congelados que sirven a domicilio, es venta por catálogo, se llama Eismann.
      Gracias por tu visita.
      José

      Eliminar

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...