lunes, 14 de julio de 2014

Pechuga de pollo con queso taleggio

¡Échame un cable! Nº 14


Ya hace tiempo en la receta del bocadillo de jamón con queso taleggio les hable de este delicioso queso italiano, uno de los más antiguos y con denominación de origen protegida.
Pues el otro día buscando el queso pecorino por la zona donde vivo, no lo encontré, pero si pude comprar un trozo de taleggio y así poder confeccionar la receta que hoy les presento, muy sencilla y cuya única dificultad está en encontrar el queso mencionado.
La receta la encontré en la web “Hay que apuntarlo”, un blog que está inactivo desde marzo del 2012. Si la encontré fue porque busqué recetas con taleggio, pues en aquél momento había hecho los parpadelle con queso taleggio, el bocadillo mencionado y buscaba más recetas con dicho queso. Encontré algunas otras, pero eran un poco complicadas o nada originales. Está si me gustó por su sencillez y la combinación de gustos. La receta original va con queso taleggio, pero el autor dice que se puede usar provolone, bola o uno semi-curado blando. También utiliza speck que se puede cambiar por un jamón serrano no demasiado salado.
El speck es un tipo de jamón en principio de origen tirolés, pero que se hace también en el norte de Italia, se diferencia de nuestro jamón en que se deshuesa antes de curarlo. Se cura con una mezcla de hierbas y especies que incluyen las bayas de enebro lo que le da un sabor característico y luego se ahúma. Es conocido de muy antiguo y tiene un sabor muy distintivo. En Italia se utiliza bastantes para cocinar o comer con pan. En España no lo he conseguido encontrar, pero seguro que haberlo, hailo.
Las pechugas procuraremos que no sean muy grandes. No hay que salarlas porqué ya lleva el queso y el jamón.
Por ser tan fácil la incluyo en las recetas de ¡Échame un cable! Así que les dejo con la receta, disfrútenla y recuerden: vigilen su alimentación.

INGREDIENTES:
Para 2 personas
- 2 pechugas de pollo sin filetear
- 80-100 gr de queso taleggio
- 4 lonchas de speck (Si lo encuentran, sino directamente jamón serrano)
- Un par de cucharadas de aceite
- Pimienta.

PREPARACIÓN:

Pre-calentamos el horno a 200ºC, calor abajo sólo.
Limpiamos bien las pechugas de grasa y restos que pueda haber. Les abrimos por el costado una especie de bolsillo sin atravesarla ni cortarla.
Introducimos el queso cortado en lonchas no muy finas en el bolsillo que hemos hecho. Envolvemos la parte abierta con las lonchas de speck o jamón serrano de forma que quede tapada la abertura, pero sin envolver totalmente la pechuga.
Untamos ligeramente con aceite y pimentamos al gusto.
Freímos en una sartén las pechugas un par de minutos por cada lado para que se doren. Las ponemos al horno unos 15 minutos, ir vigilando que no se quemen.
Acabamos con un poco de grill. Sacamos del horno, dejamos reposar unos minutos y servimos.  Se puede acompañar con unas patatas asadas, así no añadimos más grasa. También iría bien unas verduritas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...