domingo, 27 de julio de 2014

Cafloutis



Hoy voy a presentarles una “receta viral”, no es que esté infectada sino que hace referencia a los videos virales, esos videos qué aparecen en alguna web y van corriendo de web en web como el resfriado en primavera.
En cuanto aparecen las cerezas en el mercado empiezan a florecer en todos los blogs de recetas la de hoy: el cafloutis y no iba a ser yo menos.
El cafloutis es un pastel archiconocido de hace mucho tiempo, es originario del Lemusín francés y proviene de la palabra clafir que significa rellenar una masa. Decir cafloutis de cerezas es una redundancia, pues es siempre de cerezas, si fuese de otra fruta tendría otro nombre, por ejemplo si utilizamos manzana será la flognarde o flonyarda, que ya habíamos hecho en este blog hace tiempo. Todo el mundo dice cafloutis de cerezas pero con decir cafloutis basta.
De recetas hay montones y yo he seguido, entre otras, la del blog de María Lunarillos, pero también me he basado en más, como la wikipedia. Originalmente el auténtico clafoutis lleva las cerezas sin deshuesar, pues dicen que aporta un sabor especial, pero al igual que muchas otras recetas prefiero deshuesarlo y comerlo tranquilo. Tampoco el original llevaba harina de almendras, pero verán muchas recetas que la añaden y lo cierto es que da un sabor diferente.
Se puede usar la masa con otras frutas como albaricoques, ciruelas, etc.
Poca cosa más, en una ocasión vi que le añadían un chorrito de kirsch, el licor de cerezas, como no tenía no lo utilicé, pero seguramente lo alegraría un poco.
Ahí quedan con la receta, disfrútenla y recuerden: vigilen su alimentación.

INGREDIENTES:
Para un molde de 27 cm
-
- 400 gr de cerezas maduras, pero no demasiado
-30 gr de azúcar moreno
- 100 gr de azúcar
- 60 gr de mantequilla más un poco para engrasar el molde
- 50 gr de harina para repostería
- 50 gr de harina de almendras
- 3 huevos


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 150ºC, calor abajo sólo.
Lavamos bien las cerezas y las secamos con un paño limpio, les quitamos los rabitos y las deshuesamos a mano abriéndolas por la mitad o utilizando una herramienta especial para ese menester.
Enmantequillamos un molde de 27 cm y un poco alto y espolvoreamos el fondo y los bordes con el azúcar moreno.
Repartimos las cerezas por el molde y reservamos.
En un bol cascamos los tres huevos, añadimos el azúcar y batimos hasta que la mezcla quede homogénea, espumosa y un poco blanquecina.
Ponemos la mantequilla a derretir en un pequeño bol dentro del microondas y la dejamos templar, la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla de los huevos sin dejar de batir. A continuación añadimos las harinas y seguimos batiendo. Finalmente añadimos la leche y terminamos de batir, nos quedara una mezcla homogénea como si fuese para hacer crepes.
Echamos la mezcla en el molde cubriendo las cerezas hasta un centímetro del borde.
Horneamos durante 50-60 minutos, vigilando que no se nos queme. En los últimos 5 minutos podemos poner el grill para dorar la superficie.
Para saber si está pinchamos con un cuchillo o una aguja metálica y si sale seca ya está.
Dejamos templar y desmoldamos con cuidado pues es una mesa que quedará blanda debido a la mucha humedad de su composición. Terminamos de enfriar sobre una rejilla.
Es mejor comerla a temperatura ambiente o fría. Caliente puede ser indigesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...