miércoles, 19 de noviembre de 2014

Judías verdes en sofrito de tomate

¡ Échame un cable! Nº 16


Muchas veces decimos que lo más sencillo acostumbra a ser bueno y realmente es así, cuantas veces no hemos hecho una receta muy sencilla y hemos obtenido un buen resultado.
La de hoy es una receta sencilla, quizás la segunda receta más sencilla que he puesto después de aquella de garbanzos con tomate. Es tan sencilla que a pesar de haberla hecho muchas veces, pues mi madre ya la hacía, no se me había ocurrido ponerla. Pero el otro día en unas hojas insertas en la revista Semana y con recetas de Arguiñano salía.
Muchas veces Arguiñano hace recetas muy simples, las adorna un poco para hacerlas diferentes y ya está. La receta es básicamente como la hacía mi madre, solo varía en la adición de ajos y las laminas de jamón serrano de adorno.
Poca cosa hay que añadir explicando esta receta pues de puro fácil no admite muchos comentarios. El único que quiero hacer es que tengan cuidado al hacer el jamón al horno y no se les quede tostadísimo como me pasó con las primeras lonchas que hice, se trata solo de secarlas y que queden ligeramente crujientes.
En la foto han quedado de un color un poco raro, pero es cuestión de foto y no he podido arreglarlo.
Así pues les dejo con la receta y como dice Arguiñano vigilen su alimentación que por la boca entra la salud y la enfermedad.


INGREDIENTES:
Para 4 personas

- 1 Kg de judías verdes troceados (Usé de las congeladas)
- 1 pote pequeño de tomate frito
-2 cucharadas de tomate concentrado
- 1 cebolla tierna
- 4 dientes de ajo
- 4 lonchas de jamón serrano
- 1 cubito caldo de pollo
- Aceite de oliva virgen extra, sal Costa, perejil para adorno

PREPARACIÓN:

Extendemos las lonchas de jamón sobre papel del horno y sobre la placa de horno, tapamos con otra hoja de papel y las horneamos a 190ºC unos 10-12 minutos, vigilando que no queden muy tostadas. Reservamos.
Ponemos en una olla las judías con abundante agua y la pastilla de caldo, las hacemos hervir hasta que estén al punto deseado. No han de quedar muy hechas, es mejor un poco al dente.
Entretanto preparamos el sofrito de tomate, para ello en una sartén con un poco de aceite ponemos los ajos laminados y la cebolla a daditos y rehogamos unos 5 minutos.
Añadimos el tomate frito, el tomate concentrado y dejamos cocer un poco. Si queda muy espeso podemos aligerarlo con un poco de caldo de las judías. Reservamos.
Una vez hechas las judías las escurrimos bien y las ponemos en la misma olla, añadimos el sofrito y mezclamos bien, si fuese necesario lo calentamos un poco.
Servimos y ponemos en cada plato una loncha de jamón y adornamos con una hojitas de perejil (Sello inconfundible de los platos de Arguiñano).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...