miércoles, 12 de noviembre de 2014

Marmitako de atún



Hoy una receta que hace tiempo que quería hacer, el marmitako. Un guisote que de solo pronunciarlo se te llena la boca, ideal para estos primeros fríos que no han llegado de improviso cuando estábamos acostumbrados al buen tiempo.
El marmitako es uno de los guisos más conocidos de la cocina vasca, parece que nace como un guiso de pescadores que se hacía en las barcas de pesca, como los suquets catalanes y otros. El nombre deriva de la palabra castellana marmita. El más conocido es el de atún, pero también se hace mucho con bonito.
Lo he hecho con atún pues no encontré bonito y el atún estaba relativamente bien de precio. Se puede usar unos tacos que venden congelados.
En la red encontrarán multitud de recetas de este plato, pues es muy popular. En mi caso he utilizado una receta de David de Jorge, más bien de su mujer. La receta salió en el último programa de la última temporada de Robin Food en la televisión vasca, después se ha pasado a Telecinco, lo que le dará mayor audiencia, pero los programas que he visto hasta la fecha son repeticiones de recetas que ya había hecho en su anterior etapa. Por cierto que Arguiñano comenzó también en la cadena vasca y al conseguir notoriedad pasó a la primera, después a diferentes cadenas y así veinte años haciendo recetas. Un monstruo.
La receta original lleva pimentón de la Vera picante y un chile fresco, como ya he explicado a mi mujer no le gusta el picante así que utilicé pimentón de la Vera dulce y no puse el chile. También en origen David de Jorge usa pimientos choriceros secos que remoja en agua y saca la pulpa. Yo he usado un bote de carne de pimiento choricero que venden ya hecha, no es difícil encontrarla, las marcas que conozco son Zubia, la mejor, y JR. Si no lo encuentran seguro que encontrarán pimientos choriceros secos o ñoras que también sirven.
También en el programa elabora el caldo que luego utiliza para el guiso, yo he tirado de brick para facilitar la confección, si se lo quieren hacer utilicen una cabeza de merluza y algún otro pescado, cebolla, zanahoria, puerro, un par de ajos, un chorro de vino blanco, preferible txacoli, y agua.
Verán que es sencillo de elaborar y en un plis plas lo tienen hecho y….
Vigilen su alimentación.
 
INGREDIENTES:
Para 3-4 personas

- 450 gr de atún del lomo, sin piel ni espinas (Pueden utilizar bonito)
- 1 pimiento rojo morrón pequeño, picado
- 1 pimiento verde picado
- 2 cebollas tiernas picadas
- 4 dientes de ajo
- 5 patatas peladas, hermosas dice el autor
- 1 taza de salsa de tomate
- 3 cucharaditas colmadas de carne de pimientos choriceros (O 4 de secos)
- 1 cucharadita de pimentón de la Vera dulce (O picante si lo prefieren)
- 1 chile fresco (Opcional)
-200 ml de vino blanco seco (Si tienen usen txacoli)
- 1 lt de caldo de pescado
- Aceite de oliva virgen extra, sal Costa Plus+

PREPARACIÓN:

En una sartén amplia y honda sofreímos los pimientos picaditos, las cebollas picadas y los ajos prensados  con un buen chorro de aceite.
Cuando ya esté la cebolla transparente añadimos las patatas cascadas no troceadas, esto hace que las patatas suelten un poco de almidón que engorda el caldo. Las rehogamos unos minutos.
Una vez rehogadas ligeramente, añadimos el pimentón revolviendo que no se nos queme, la salsa de tomate, la carne de los choriceros, el chile si lo utilizan y el vino. Salamos al gusto.
Removemos bien y lo pasamos a una olla donde añadiremos el caldo y dejaremos hacer unos 20-25 minutos hasta que las patatas estén hechas, deben quedar firmes no desechas.
Entretanto cortamos el atún en dados más bien un poco grandes para que no se sequen en la cocción. Salteamos los tacos en un poco de aceite.
Cuando el guiso esté al punto añadimos los tacos de atún, mezclamos bien y dejamos cinco minutos que se mezclen los sabores.
Al servir espolvorear un poco de perejil picado. (A mí se me olvidó.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...