lunes, 10 de noviembre de 2014

Gratinado de corazones de alcachofa y tomates



Llevo una temporada sin publicar nada y eso no puede ser, así no llegaré a las 200 recetas que me establecí de logro para este año. Pero la verdad es que he estado muy ocupado con diferentes cosas, a ver si ya pasadas estas me dedico de pleno.
Y para continuar nuestro recetario una de sencilla que encontré en una tienda de congelados que visito para comprar y que es de una cadena, La Sirena.
La receta es muy sencilla y se puede elaborar en poco tiempo, si partimos, como yo hice, de corazones de alcachofa congelados la podremos hacer todo el año y ahorraremos bastante trabajo al no tener que pelar las alcachofas. Si hacen la receta en la época de alcachofas deberán pelarlas y dejar solo los corazones.
No requiere ingredientes especiales y si queremos la podemos “customizar” a nuestro gusto añadiendo otras especies como por ejemplo albahaca fresca o quizás salvia. Yo me he limitado a hacerla tal cual y quizás en otra ocasión introduzca cambios. También les dejo a ustedes hacerlos. Para gratinar utilicé una mezcla de cuatro quesos, pero aquí también pueden utilizar la que les apetezca.
Como hay poco más que explicar vamos al lio y no perdamos tiempo, a pesar de su sencillez da un resultado estupendo.
Solo recordarles que: Vigilen su alimentación.
 
INGREDIENTES:
Para 4 personas

- 16 corazones de alcachofa (Yo utilicé congelados)
- 4 tomates medianos firmes
- 3 dientes de ajo
- 1 ramita de perejil
- 1 cucharada de vinagre balsámico
- 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- Sal Costa Plus+, pimienta
- 150 gr de queso rallado (Utilicé mezcla de 4 quesos)

PREPARACIÓN:

La noche anterior ponemos a descongelar los corazones de alcachofas.
Precalentamos el horno a 200ºC.
Empezamos preparando la vinagreta, para ello mezclamos el aceite, el vinagre, los ajos pelados y prensados, el perejil picado muy finito, sal y pimienta al gusto. Para que nos quede bien mezclado podemos hacerlo en un bote que cerramos y agitamos o en una trituradora. Reservamos.
Lavamos los tomates, les quitamos el pedúnculo y los cortamos en gajos, nos saldrán 6 gajos por tomate.
En una fuente para el horno disponemos los corazones de alcachofa y los tomates bien repartidos, no deben quedar muy apretados.
Ponemos la vinagreta por encima bien repartida, espolvoreamos el queso rallado, si se quiere se puede poner un chorrito de aceite más. Llevamos al horno durante unos 20 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...