lunes, 23 de febrero de 2015

Garbanzos con gambas

¡Échame un cable! Nº 17
El primer día de clase del curso de cocina la profesora nos preguntó qué hacíamos de platos rápidos los días de mercado.

Y es que los que vivimos en pueblos pequeños o ciudades pequeñas sabemos que un día a la semana tenemos día de mercado. Antes en los pueblos no había tanta oferta de alimentación y otras cosas, entonces había y sigue habiendo un día a la semana que hay mercado, vienen paradas de comestibles, principalmente frutas y verdura, pero también ropa, calzado, etc.
A pesar de tener hoy en día una oferta variada en las tiendas del pueblo la gente sigue yendo al mercado semanal, pues en ocasiones encuentra cosas más baratas y además es un motivo de encuentro con la gente que a lo mejor, a lo largo de la semana, no se ha visto.
Por eso hacía esa pregunta, pues muchas veces se va al mercado y comprando o hablando se te va la mañana, llegas a casa y no tienes nada preparado para comer y es tarde para empezar a cocinar algo largo. Entonces nos dió esta propuesta que hoy les presento y que dirán ustedes que vaya tontería, pero el resultado es muy bueno y un pote de garbanzos siempre tienes por casa, quizás no tengas las gambas congeladas, pero con esta receta las tendrás preparadas por si acaso.
Dado que es una receta para emergencias ya no hablamos de cocer los garbanzos, quizás hasta en el mercado haya una parada de legumbres cocidas.
La profe dice que no lo hace, pero yo sí, paso por agua el contenido del bote de garbanzos, más que nada por qué piensas como los habrán cocido, con bicarbonato o con sosa como dicen algunos que para acelerar la cocción.
Si algún día ustedes se quieren cocer los garbanzos, tres consejos: no hace falta ponerlos en remojo, échenlos cuando el agua esté caliente, solo usen el bicarbonato si ven que después de un rato de cocer siguen duros, el bicarbonato hace que se deshaga la piel.
Les pongo el picante como opcional, no puse por mi mujer, pero no quedaría mal.
Nada más, receta tonta, pero buen resultado. Añadan un poco de tomate frito y miel sobre hojuelas.
Vigilen su alimentación, coman variado, pero equilibrado.
 
INGREDIENTES:
Para 2-3 personas

- 1 bote de 540 gr de garbanzos cocidos (Peso escurrido: 400 gr)
- 150 gr gambas pequeñas crudas y peladas (De las congeladas)
- 2 dientes de ajo
- 1 guindilla o cayena (Opcional)
- Un poco de cebollino picado o perejil
- Aceite de oliva virgen extra, sal

PREPARACIÓN:

Abrimos el bote de garbanzos y echamos el contenido en un escurridor y pasamos los garbanzos por agua fría. Escurrimos bien y reservamos.
Pelamos los ajos y los cortamos a láminas muy finas. La guindilla si se usa la abrimos y eliminamos las pepitas.
En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos los ajos y la guindilla. Solo que se hagan un poco y no se doren en exceso. Retiramos la guindilla, pues el aceite ya habrá cogido el picante, y añadimos las gambitas tal cual sin descongelar, salamos ligeramente. Veremos que empieza a soltar un poco de agua de la congelación.
Antes de que se evapore el agua del todo añadimos los garbanzos, damos unas vueltas hasta que se elimina el agua, rectificamos de sazón  y listo.
Emplatamos y ponemos un poco de cebollino picado o perejil picado para dar un poco más de colorido.

2 comentarios:

  1. Me encanta la combinación de legumbres y marisco. Una opción fantástica.
    Besos y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica por to comentario, ya ves que es un plato muy fácil y quenos permite comer legumbres de una forma sabrosa
      Saludos y felicidades por tu Magazine.
      José

      Eliminar

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...