jueves, 20 de agosto de 2015

Calamarata con berenjena



No podía estar tanto tiempo sin una receta de pasta, así que hoy he hecho una, una que ya hacía un tiempo había visto en el blog de Antonella, una chica italiana residente en Cataluña y que un buen día decidió que tenía que enseñarnos como se hace la pasta y empezó su blog “La pasta per als catalans”, en él nos enseña cómo se prepara la pasta y desmonta tópicos que teníamos por aquí. Sus recetas son sencillas, pero muy buenas, también te explica sitios donde encontrar productos italianos, como un súper pakistaní en Barcelona donde puedes encontrar una gran variedad de productos. También tiene un libro con sus recetas que algún día pondré.
La calamarata es un tipo de pasta corta, pero ancha y redonda. Parece una anilla de calamar y de ahí le viene el nombre, las compré de la marca Garofalo, que es, juntamente con Barilla, una de mis marcas preferidas de pasta. Al menos de las que se pueden encontrar con cierta facilidad por aquí. Otra marca de pasta buena es Pastas Sanmartí de un pueblo de Cataluña: Caldas de Montbui..
La receta lleva calamares y según la fórmula original la gracia está en cortar los calamares en rodajas anchas que se confundan con las de la pasta. Pero no lo conseguí, pues los calamares por muy anchos que los encuentres, siempre se reducen al cocinarlos.
Si no tienen menta fresca sustitúyanla por perejil, pero no da tanto sabor. Yo tengo una planta de menta con hojas pequeñas, si la de ustedes es de hoja grande trocéenlas.
La receta sale muy buena y es fácil de preparar, es una receta ejemplo de cómo la pasta sale buena sin necesidad de salsas de tomate u otras.
Nada más sino……
Eso: cuiden su alimentación
 
INGREDIENTES:
Para 2 personas

- 160 gr calamarata
- 4-5 calamares medianos
- 1 berenjena y media
- 10 tomates cherry
- 1 diente de ajo
- 1 pastilla de caldo
- 1 puñado de hojas de menta
- 1 vasito de vino blanco
- Aceite de oliva virgen extra, sal


PREPARACIÓN:

Primero cortamos la berenjena a daditos y la freímos en aceite caliente. Al principio la berenjena absorbe mucho aceite, pero al final lo suelta.  Cuando empiecen a dorarse la retiramos sobre papel absorbente y reservamos.
Limpiamos bien los calamares y los cortamos en rodajas anchas. No utilizamos los tentáculos.
En una sartén amplia y honda, ya que después mezclaremos todo con la pasta, calentamos un chorro de aceite y añadimos el ajo pelado y entero. Cuando empiece a tostarse añadimos los calamares. Los removemos un poco que vayan perdiendo agua, antes de acabarse el agua añadimos el vino, dejamos que se evapore.
Añadimos los tomates cortados por la mitad y los chafamos un poco.
Cuando los tomates se hayan hecho un poco añadimos las berenjenas y las hojas de menta. Cocinamos un poco removiendo para que no se enganche. Retiramos el ajo.
Mientras tanto ponemos agua a hervir con sal y la pastilla de caldo. Cuando empiece a hervir añadimos la pasta y removemos
Cuando la pasta esté al dente o a nuestro gusto la escurrimos bien guardando un poco del líquido de cocción.
Una vez escurrida la añadimos a la sartén con la berenjena y lo demás, añadimos un par de cucharadas del agua de cocción o más si hace falta.  Salteamos el conjunto un par de minutos y ya podemos emplatar.
Adornamos si queremos con unas hojas de menta fresca o con perejil picadito.

1 comentario:

  1. Siento no haber pasado antes Josep pero estaba de vacaciones. Gracias por visitar mi blog.

    Este plato me resulta irresistible. Tiene una pinta deliciosa y estaría encantada si me lo encontrase hoy mismo a mi mesa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...