martes, 8 de septiembre de 2015

Calabacines redondos rellenos



 Hace tiempo en una frutería vi los calabacines redondos y pensé que era una cosa que podía dar mucho juego culinario, pero pasó tiempo hasta que no volví a verlos. Fue en el Lidl, pero no tuve ocasión de comprarlos sino hasta un par de semanas después, en que en una visita a Tarrasa, los vi y entonces ya no me lo pensé y los compré.
Enseguida pensé que lo mejor era hacerlos rellenos e imaginé varios, con carne, con arroz o con verduras. Finalmente me decidí por rellenarlos con carne de una forma semejante a como hago las berenjenas.
Busqué recetas en los blogs, pero no encontré ninguna especial, así que partiendo de la base de las berenjenas citadas, utilicé un relleno parecido, pero más elaborado. A la cebolla y carne que utilizaba añadí un poco de tomate y unas setas shiitake en conserva. Quedaron deliciosos. Luego vino la cuestión de con qué acompañarlos y finalmente en esta ocasión lo hice con unas judías blancas refritas con ajo y perejil, pero admite muchos acompañamientos o servirlos directamente solos.
Dos aclaraciones: la primera es respecto de la carne, en los ingredientes pongo carne molida sin especificar cuál para que ustedes escojan: ternera, cerdo o mezcla. Yo utilicé una mezcla que compro en unos establecimientos que existen por Cataluña (No sé si existen fuera), BonArea, que venden, principalmente, productos cárnicos y avícolas, se llama burguer meat y es la mezcla con la que hacen las hamburguesas que venden, pero la venden así suelta. La segunda son las setas, si no encuentran shiitake pongan las que tengan a mano, también pueden servir frescas.
Como complemento al plato bebí un vino delicioso que se ve en la foto, es el Santa Digna de la casa Torres en su bodega de Chile.
Háganlos, otro día los volveré a hacer, pero con un relleno diferente.
Como siempre y… perdonen que insista… cuiden su alimentación
 
INGREDIENTES:
Para 2 personas

- 4 calabacines redondos
- 400 gr carne molida (Ver texto)
- 1 cebolla mediana
- 2 tomates medianos fuertes
- ½ bote de setas shiitake en conserva
- Queso rallado para gratinar (utilicé la mezcla de cuatro quesos)
- Aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta


PREPARACIÓN:

Primero cortamos la parte superior de los calabacines como si fuese una tapa y la reservamos. Vaciamos el interior de los mismos reservando lo que sacamos. Para vaciarlos se puede utilizar una cucharilla o un saca bolas, yo utilicé un cuchillo que tengo para los pomelos, es un cuchillo curvado que se introduce por los bordes del pomelo y permite cortar todo su interior.
En una cacerola con abundante agua y sal ponemos a hervir los calabacines vaciados y las tapas  durante unos 15  minutos o hasta que veamos que están tiernos, pero no demasiado. Una vez cocidos los ponemos en agua fría, los sacamos y los ponemos a escurrir boca abajo sobre una rejilla. Reservamos
Entretanto en una sartén amplia ponemos un poco de aceite y freímos la carne, vamos removiendo y aplastando la carne para que se vaya separando y soltando. No es necesario cocinarla del todo, pues después se acabará de hacer en el horno. Reservamos en la sartén.
Cortamos la cebolla a daditos, lo que hemos vaciado de los calabacines también los cortamos en trozos pequeños y los tomates los pelamos (Esta operación la podemos hacer escaldando los tomates, pelándolos con un cuchillo muy afilado o utilizando un pelador de cítricos. Este último es como un pelador de patatas, pero los bordes afilados van dentados para evitar que se resbale). Cortamos en cuartos los tomates, eliminamos las semillas y los cortamos en daditos.
Escurrimos las setas en conserva y las troceamos.
En otra sartén con un poco de aceite empezamos friendo la cebolla, cuando empiece a transparentar añadimos el calabacín troceado y seguimos haciendo, cuando veamos que el calabacín está bastante hecho añadimos el tomate y dejamos hacer que pierda el agua. Por último añadimos las setas y dejamos cocer unos 5 minutos.
Ponemos esta última preparación en la sartén de la carne y mezclamos bien, salpimentamos y dejamos cocer un par de minutos.
Con esta mezcla vamos rellenando los calabacines y los ponemos en una fuente para horno junto con las tapas. Ponemos queso rallado sobre cada calabacín y lo llevamos al horno, previamente calentado a 180ºC, durante 15 minutos hasta que el queso quede dorado.
Emplatamos poniendo uno o dos calabacines por persona, según el acompañamiento, y apoyado en él la tapa.
Podemos acompañar de arroz hervido, ensalada o como hice yo una judías hervidas refritas con ajo y perejil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...