lunes, 12 de octubre de 2015

Magdalenas con arándanos deshidratados



Hace tiempo que no preparo un postre y por otro lado también hace tiempo que quería hacer magdalenas y por fin me decidí a hacerlas.
Como ustedes saben las magdalenas son un dulce muy antiguo y que no tiene un origen definido, se pueden encontrar diferentes historias sobre ello, lo cierto es que provienen de Francia de la región de Lorena y originalmente eran de forma alargada con la parte inferior estriada, posteriormente es que se comienzan a hacer redondas y en moldes de papel.
He partido de una combinación de la receta que utilizaba mi madre y de una receta de webosfritos.es donde se dan consejos para conseguir unas magdalena de copete alto y para rematar introduje la adición de unos arándanos deshidratados que había comprado recientemente.
Básicamente la receta de mi madre y la de webosfritos son muy similares, solo que esta última da más detalles para conseguir unos resultados mejores.
Yo los seguí y conseguí unas magdalenas bastante aceptables, no salieron mejores porqué no acabo de controlar el horno.
Los principales consejos son:
El bol en que trabajaremos no debe estar frío. Pondremos agua caliente para atemperarlo y luego lo vaciamos y secamos bien.
Llenar los moldes hasta un dedo del borde.
Poner los moldes de papel dentro de un molde rígido o de silicona para muffins.
Dejar enfriar al menos 30 minutos.
No poner el azúcar hasta el momento de hornear.
El horno debe estar muy caliente. Recomiendan precalentar a 250º y bajar a 220º cuando pongamos los moldes. Como cada horno es un mundo vigilar esta cuestión, pues a mi casi se me queman. Otro día calentaré el horno a 240º y lo bajaré a 210º.
Todo esto es para conseguir unas magdalenas de alto nivel, sin estas recomendaciones les saldrán igualmente buenas, pero no tan aparentes.
Igual que los cacahuetes y las patatas fritas, las magdalenas son adictivas, comienzas y no pararías.
Así que cuidado y vigilen su alimentación.
 
INGREDIENTES:
Para unas 18 unidades

- 50 gr de zumo de naranja (La mitad de una naranja hermosa)
- La ralladura de una naranja
- 200 gr de huevo, peso sin cáscara. Unos 4 pequeños
- 200 gr de azúcar
- 200 gr de aceite de  oliva virgen suave
- 200 gr de harina de repostería, la normal
- 1 pellizco de sal
- 1 sobre de levadura química, Royal
- 75 gr de arándanos deshidratados


PREPARACIÓN:

Precaliente el horno a 250ºC.
En un bol que no esté frio, batimos los huevos, el azúcar y el zumo de naranja con unas varillas eléctricas durante unos 6 minutos.
Verter el aceite y volver a batir unos 15 segundos.
Agregamos la harina tamizada, la levadura y la sal. Mezclar lo justo hasta que se integre. Añadir la ralladura y mezclar.
Cuando ya tengamos los moldes preparados y a punto para rellenarlos añadiremos a la masa los arándanos y mezclaremos suavemente con una espátula.
Colocamos los moldes de papel dentro del molde de muffins y los llenamos hasta un dedo del borde, vigilando de repartir loa arándanos.
Los dejamos reposar en la nevera 30 minutos.
Antes de hornear espolvoreamos las magdalenas con azúcar.
Bajamos la temperatura a 220ºC y horneamos durante 12-14 minutos. Calor arriba y abajo y bandeja a media altura.
Vigilamos que no se quemen, pero sin abrir el horno hasta caso el final. Recordar que cada horno es diferente y ajustar la temperatura.
Una vez horneadas sacamos el molde y dejamos enfriar un poco, sacamos las magdalenas del molde de muffins y las dejamos enfriar en una rejilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...