lunes, 18 de marzo de 2013

Quiche de puerros

 
Aquellos de ustedes que tengan conocimientos de cocina internacional se habrán dado cuenta de que se trata de una versión de la "Quiche Lorraine".
El quiche es una preparación que admite muchas variaciones y permite muchas creaciones interesantes. Los elementos básicos y comunes a todos ellos son la masa quebrada y la preparación cremosa, a partir de ahí se pueden añadir diferentes cosas. En la Lorraine son el bacón y la cebolla, en este caso los puerros. La pasta quebrada es fácil de realizar e incluso se puede encontrar ya preparada, aunque no es lo mismo que preparársela uno mismo.
Les animo a buscar variantes y a contarlas aquí si les ha salido algo interesante.
La receta está sacada de aquella colección que les comenté en otra ocasión. Era una serie de artículos aparecidos en La Vanguardia, escritos por Carmen Casas y en los que cada semana aparecían recetas de un restaurante, en este caso se trata de la Brasserie Flo de Barcelona.
En el próximo artículo, en la sección Como hacer..., les explicaré la forma de preparar la masa quebrada a mi manera.
Espero que disfruten de la receta y como siempre vigilen su alimentación.
Les dejo una foto de la quiche individual hecha con moldes de tartaleta.

 
INGREDIENTES:
Para 4-6 personas
- 100 gr. de queso emmenthal rallado
- 1 paquete de pasta quebrada o brisée
- 500 gr. de puerros
- 250 ml. de leche
- 200 ml.  de nata de cocinar 18% MG
- 4 huevos
- 80 gr. de mantequilla
- Nuez moscada, sal, pimienta

PREPARACIÓN:

Se estira la pasta quebrada y se forra con ella un molde circular, de 21 cm. Reservar. La pasta sobrante se puede utilizar para hacer empanadilla. Yo la utilicé para hacer una individual
Se limpian los puerros, se cortan los tallos más gruesos y se cortan después muy finos.
Aparte se mezcla en un bol grande la leche, la nata, los huevos, la nuez moscada, sal y pimienta. Se bate el conjunto enérgicamente hasta que todos los ingredientes constituyan una mezcla uniforme.
Se pone a calentar la mantequilla en un cazo sobre fuego muy suave; cuando esté caliente rehogamos los puerros, sazonados con sal y pimienta.
Una vez los puerros estén transparentes, de dejan escurrir para eliminar el exceso de grasa.
Se ponen los puerros escurridos en el fondo del molde forrado con la pasta y se vierte encima la preparación cremosa junto con el queso rallado.
Se cuece la tarta en un horno calentado a 150ºC durante una hora y media. Transcurrido el tiempo se saca del horno y cuando esté templada se desmolda. Se sirve templada o ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...