miércoles, 7 de agosto de 2013

Mermelada de fresas mágica




Hace tiempo que quiero hacer mermeladas, es cierto que sale más barato y rápido comprarlas hechas, pero yo buscaba el placer ese de hacérselas uno mismo y con ingredientes totalmente naturales, nada de conservantes, ni colorantes, ni zarandajas.
Como siempre busqué en google y encontré montones de recetas, básicamente muy similares y sólo variaban en cuanto a cantidades.
Finalmente encontré una en La cocina mágica de Manu, un blog estupendo que suele tener cosas ricas, esta receta era sencilla y además no utilizaba tanto azúcar como otras. También utiliza un par de especies, jengibre y cardamomo, que le dan un sabor único.
Ya no es tiempo de fresas, pero cuando la hice a final de temporada de fresas se me quedó aparcada y hasta ahora no la he publicado, pero no importa que no haya fresas, pues el sistema sirve para cualquier fruta y ya estoy pensando en mango, ciruelas, claudias y en su momento de higos.
En fin  como siempre recuerden que se deben utilizar potes bien esterilizados y que sean herméticos.
Les dejo con la receta, que la disfruten y vigilen su alimentación.

 
INGREDIENTES:
- 1 Kg de fresas
- 500 gr de azúcar blanco
- 1 cucharadita de canela molida
- 1 trozo de jengibre (Como un pulgar) pelado y rallado
- 3 vainas de cardamomo
- un pellizco de sal Costa
- 1 cucharada de vinagre balsámico


PREPARACIÓN:

Lavamos bien las fresas bajo el chorro de agua fría y les quitamos la parte del pedúnculo con un cuchillo pequeño.
Las colocamos en una cazuela grande junto con el azúcar y vamos cociendo a fuego bajo. Cuando tomen temperatura y con un prensa patatas o similar las chafamos hasta conseguir un puré.
Añadimos el vinagre que realza el sabor de las fresas y dejamos un par de minutos que se evapore. Añadimos las especies, la canela, el jengibre y del cardamomo sacamos las semillas.
Dejamos cocinar sobre 1 hora con la cazuela tapada y removiendo de vez en cuando, cuidado con el fuego que no se queme o rebose el contenido como me pasó.
Pasado este tiempo colocamos la mermelada en los tarros esterilizados y calientes, se tapan bien y se les da la vuelta para que haga el vacio. Dejamos enfriar a temperatura ambiente. Etiquetar y guardar para consumir cuando se quiera, bien para desayunar, merendar o para añadir a un yogurt o al mató o requesón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...