sábado, 18 de enero de 2014

Alcachofas en salsa



Como explicaba en el prólogo del primer blog, parte de mi afición a la cocina viene de ver el programa del ínclito Arguiñano en la tele ya en sus inicios cuando salía en la 1, de eso hace bien, bien 20 años. Me gustaba mucho, pues es un gran comunicador y realiza unas recetas al alcance de cualquiera. Es cierto que con el tiempo se repite un poco, hay que pensar que lleva unos 25 años haciendo el programa en diferentes cadenas, pero siempre busca ese punto de diferencia que hace que las recetas no sean exactamente iguales.
De ahí fui guardando algunas recetas y aún conservo unas cintas VHS con los programas grabados, cintas que no me sirven de nada, pues se me estropeó el aparato y ahora no encuentro reproductores baratos.
Total que hace unos días, revisando recetas que tenía guardadas encontré la que hoy les presento, la había hecho varias veces y luego quedo olvidada. Ahora la he recuperado y se las ofrezco a ustedes.
Es una receta sencilla, de fácil elaboración y que constituye un primero digno y apetecible.
Se pueden utilizar alcachofas enteras y pelarlas hasta tener sólo los corazones o, más fácil, utilizar corazones de alcachofa congelados, qué es lo que he hecho y que me permite ahorrar tiempo y trabajo, la diferencia de precio no es significativa.
En la receta original Arguiñano colaba la salsa y bañaba con ella las alcachofas, yo lo que hago es triturar toda la salsa, aclararla un poco y así queda toda la sustancia de la misma. Tampoco he puesto en los ingredientes un tallo de limoncillo que puse porqué lo tenía, le aporta un toque diferente, pero la receta original no llevaba.
El hervido de las alcachofas con leche y el zumo de limón se hace para que las mismas no pierdan su color. Este tipo de hervido con leche o a veces con harina se llama caldo blanco.
Espero que les guste y vigilen su alimentación.
 
INGREDIENTES:
Para 4 personas:

- 24 corazones de alcachofa congelados
- 1 cebolla mediana
- 2 dientes de ajo
- 1 y ½ manzanas reinetas o granny Smith
 - 1 cucharada de mostaza de Dijon
- 1 rama de apio
- 60 cl. sidra natural
- ½ limón
- 1 chorro de leche
- Aceite, sal Costa, pimienta

PREPARACIÓN:

Si partimos de alcachofas enteras las pelaremos sacando sus hojas exteriores y el tallo y dejaremos sólo la parte interior de corazón y las hojas más tiernas.
Si partimos de corazones congelados no hará falta descongelarlos.
Picamos la cebolla, los ajos y la rama de apio, las manzanas las pelamos, descorazonamos y troceamos en dados pequeños.
Si ponen limoncillo, como hice yo, lo cortamos a rodajitas utilizando sólo la parte más tierna del tallo.
Hervimos los corazones de alcachofas en agua caliente con sal, la leche y el zumo del limón durante 20-25 minutos, las sacamos, escurrimos y reservamos.
En una sartén con un poco de aceite freímos la cebolla y los ajos. Cuando estén pochados añadimos la manzana troceada y el apio (Y el limoncillo si se utiliza.).
Salteamos bien hasta que la manzana ablande y añadimos la mostaza, removemos que se mezcle bien y ponemos la sidra.
Se deja hervir 10 minutos.
Dejamos templar, lo trituramos todo y pasamos por un colador fino para obtener una salsita suave. Si queda muy espesa la aclaramos con un poco de caldo vegetal o agua directamente. Calentamos un poco y reservamos.
Salteamos los corazones de alcachofa en una sartén con un poco de aceite, las pasamos a una fuente y cubrimos con la salsa reservada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...