viernes, 17 de enero de 2014

Daiquiri de caqui



Hace años que decidí no hacer listas de propósitos en año nuevo, pues luego no cumplía ninguna, pero este año quiero hacer una sólo respecto a este blog y es el propósito de publicar dos recetas, al menos, por semana. Serán pues un mínimo de 0cho recetas por mes, entre las cuales procuraré que dos o tres sean de pasta, mi plato preferido y una, al menos, critica de libros de cocina, amén de otras particularidades.
Vamos a poner manos a la obra que la semana pasada no publiqué ninguna.
Empiezo con una bebida con caquis.
Es una variante del daiquiri, mi preferido, con la adición de caquis que están ya casi al final de su temporada.
El caqui es una de mis frutas preferidas, siempre me han gustado, aun que reconozco que están buenos cuando están maduros y son una lata de comer, pues te pringas cantidad, pero su sabor y dulzor compensaban el problema, pero después salieron los caquis parsimón y se acabaron los problemas.
El caqui es una fruta de origen asiático, ya se cultivaba en China y Japón desde el siglo VIII y llegó a España en 1870.
El nombre viene del japonés kaki y es un fruto que no se puede comer hasta que no ha sobre madurado, pues su alto contenido en taninos lo hace muy astringente. Por tanto no se recolectaba hasta estar maduro y después se sobre maduraba en cámaras, esto hacía que el fruto fuese muy delicado y dificultaba la comercialización. Este es el caqui que se conocía, pero se vio que si se recogía el fruto sin madurar y se sometía a un tratamiento especial podíamos tener una fruta con el mismo sabor, pero con una consistencia más dura, son los famosos caquis parsimón.
El proceso consiste en recolectar la fruta sin madurar y mantenerla en cámaras a 20ºC y con una atmósfera de 5000 ppm de etanol y un 90% de humedad durante 2 a 4 días.
Así pues nos encontramos con un solo fruto, el caqui de la variedad rojo brillante que encontramos en las tiendas como el caqui clásico de toda la vida y el parsimón más duro, pero es el mismo tipo.
Existe una tercera variedad, el sharoni, que es más pequeño y más chato de origen israelí y similar a la variedad americana Triumph.
Desde hace años se cultiva extensamente en la Ribera del Jucar, donde tienen denominación de origen protegida y en esa zona ha sustituido al tradicional cultivo de naranja. La variedad comentada rojo brillante es autóctona de ahí.
El caqui en sus distintas variedades permite diferentes presentaciones, podemos encontrar en la red una receta del Agua de Carlet, semejante al Agua de Valencia, pero sustituyendo la naranja por el caqui, también encontrarán unos brioches con caqui y esta que les ofrezco hoy sacada del blog El comidista.
Como les decía es una variante del daiquiri frozen, ya les presenté uno de fresa y ahora les ofrezco este de caqui. Se han de utilizar caquis bien maduros y que estén dulces, por eso podemos aprovechar esos frutos que se nos han ido quedando sin comer y ahora están muy maduros.
Espero que les guste pues es muy refrescante y delicioso. Recuerden lo de vigilar su alimentación.


INGREDIENTES:
Para 4 personas:

- 2 caquis clásicos maduros
- 160 ml de ron blanco (Yo uso Bacardi Superior)
- 3 limas
- 1 cucharada azúcar moreno
- 8-12 hielos
- cacao en polvo para adornar (Opcional)

PREPARACIÓN:

En una batidora ponemos los dos caquis enteros sin el cáliz que acostumbra a ser duro, podemos ponerlos enteros con la piel si los hemos lavado con cuidado o pelarlos lo mejor que podamos.
Añadimos el zumo de dos de las limas, el ron que normalmente se utiliza blanco, no añejo, pero si desean pueden utilizarlo, hasta un ron agrícola quedaría bien.
Ponemos los hielos y batimos hasta deshacer los hielos, añadiremos el azúcar si vemos que no está suficientemente dulce, mezclaremos y serviremos en copas de Martini adornadas con una rodaja de lima y si queremos espolvoreamos un poco de cacao en polvo.
Si no son cuatro personas varíe las cantidades en proporción o mejor tómese usted los cuatro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...