domingo, 18 de mayo de 2014

Sopa torrada amb pelotilles/Sopa de pan tostado con albondiguillas



Hoy una receta clásica de cocina catalana que ha perdido bastante actualidad, de hecho mucha gente ni la conoce, ya mismo la conocí hace algunos años porqué me la explicó mi mujer a quien se la hacía su abuela.
Fue el otro día que al comprar el pan le regalaron un paquete de sopa torrada que pensé en hacerla.
Se trata de una sopa muy sencilla a base de un caldo al que se le añade pan tostado rallado y que para que no sea tan simple se solía acompañar con unas albondiguillas.
En las panaderías de Cataluña se pueden encontrar tres productos similares para propósitos, a veces, diferentes. Uno es el pan rallado normal para rebozar y que está hecho de pan seco que se tritura finamente y que todos conocemos, otro producto es lo que se llama “farina de galeta” (Harina de galleta) que es lo mismo que el pan rallado, farina de galeta es el nombre tradicional del pan rallado en catalán y  que por influencia del castellano se ha ido perdiendo. El origen del nombre es que antiguamente los panes que se hacían para los barcos se llamaban galetes y cuando estaban duros se rallaban para hacer pan rallado.
El tercer producto es propiamente la sopa torrada, se trata también de pan rallado, pero en este caso no es pan seco sino pan que se ha tostado y rallado, no se suele utilizar para rebozar porqué ese tostado la hace un poco más fuerte de sabor.
Volviendo a la sopa torrada, es una sopa muy simple, pero que requiere un poco de elaboración si la hacemos como se hacía antiguamente donde cada cocinera preparaba el caldo, se hacia el pan tostado, lo rallaba y hacía las albondiguillas. Hoy en día se puede encontrar el pan tostado rallado en las panaderías, pero si no lo encuentran pueden cortar pan seco en láminas finas y tostarlo al horno sin que se queme, después lo trituramos fino. Para el caldo pueden utilizar uno de brick, pero que sea de calidad. Las albondiguillas sí que se las tendrán que hacer, pero si utilizan butifarra les será más fácil, pues se ahorraran todo el proceso del huevo, etc. Inclusive puede ser que las encuentren ya hechas.
Así pues la receta que les doy es para hacer todo el proceso completo, después si ustedes quieren lo simplifican con los detalles dados anteriormente.
La receta está sacada de diversas fuentes y de la memoria de mi mujer, una de las fuentes es la web de artencuina.com.
Pocas cosas más aparte de que háganla pronto, antes de que vuelvan los calores. No quisiera acabar sin decirles algo: vigilen su alimentación.
 
INGREDIENTES:
Para 4 personas:
Para el caldo:
- 2 carcasas de pollo
- 1 trozo hueso de jamón
- 1-2 huesos de ternera
- 2 puerros
- 2 zanahorias
- 1 cebolla mediana
- 2 tomates maduros
- Aceite de oliva, sal Costa
Para la sopa torrada:
-  Pan seco tostado y rallado
Para las albondiguillas:
- 125 gr de carne picada de cerdo
- 125 gr de carne picada de
-1 huevo batido
- 1 diente de ajo
- 1 ramita de perejil
- Aceite de oliva, sal Costa, pimienta, harina, pan rallado

PREPARACIÓN:

En una olla ponemos a hervir las carcasas de pollo con los huesos de ternera, el hueso de jamón y las verduras troceadas.
Mientras se hace el caldo ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva y freímos la cebolla picada pequeña, cuando empiece a tomar color añadimos los tomates rallados sin pepitas, tiramos un poco de azúcar para quitar la acidez del tomate y dejamos hacer. Salpimentamos y una vez hecho reservamos.
Cuando el caldo esté hecho lo colamos para sacar las carnes y las verduras. En otra olla ponemos el caldo y le añadimos el sofrito y mezclamos bien. Debemos obtener un litro de caldo más o menos.
Para hacer las albondiguillas mezclamos las dos carnes, añadimos el huevo batido, un poco de pan rallado y el ajo y el perejil muy picados. Salpimentamos y mezclamos bien.
Vamos tomando porciones de la carne y hacemos unas albondiguillas del tamaño de una avellana grande. Si utilizamos butifarra simplemente le quitaremos la envoltura y haremos las albondiguillas.
En una sartén con abundante aceite de oliva freímos las albondiguillas que previamente habremos enharinado. Una vez fritas las reservamos sobre papel absorbente para eliminar el aceite sobrante. No hay que freírlas mucho, pues se acabarán de hacer en el caldo.
Ponemos a hervir el caldo que habíamos reservado y cuando hierva le añadimos el pan tostado rallado hasta tener una sopa que no sea demasiado espesa. Para un litro de caldo unos 100-150 gr de pan serán suficientes. Lo dejamos hacer un rato.
Rectificamos de sal.
Finalmente añadimos las albondiguillas, lo dejamos hervir cinco minutos y servimos bien calentita, tiramos un hilillo de aceite por encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...