domingo, 13 de septiembre de 2015

Ensalada de aguacate, maíz, tomate y aceitunas



De la misma página de la revista que salió la receta anterior saqué la que hoy les ofrezco. Como la anterior es una receta sencilla, fresca y muy nutritiva.
La combinación de elementos hace que sea una ensalada con gran variedad de sabores que se combinan bien y en que ninguno sobresale.
Si bien en la receta original dice de pelar los tomates y picarlos, yo opté por quitarles las semillas, sin quieren pueden dejarlas. No encontré coriandro, puse una ramita de albahaca y le dio muy buen sabor.  Dos cosas más: en vez de aliñarla con limón utilicé unas gotas de vinagre de Jerez y en la receta original la sirven acompañada de unos nachos que me olvidé de comprar. Si quieren los ponen y si no pues no.
Mi mujer la comió tal cual, yo le añadí un poco de picante. El Tabasco de jalapeños queda genial.
Cuiden su alimentación.
 
INGREDIENTES:
Para 4 personas

- 250 gr de maíz dulce
- 2 aguacates
- 3 tomates maduros
- 1 cebolla morada o una de tierna
- 60 gr de aceitunas rellenas de anchoa
- 1 ramita de albahaca o cilantro o perejil
- 1 limón
- Aceite de oliva virgen extra, sal
- Tabasco o salsa picante, etc. (Opcional)
- Nachos (Opcional)


PREPARACIÓN:

Pelamos los tomates, los cortamos a cuartos, eliminamos las semillas y los troceamos.
Cortamos la cebolla en daditos.
Cortamos las aceitunas en rodajas.
Exprime el limón y cuélalo.
Lava la ramita de hierbas, elimina los tallos gruesos y pícalo muy fino.
Parte el aguacate por la mitad, retira el hueso pélalo y corta en trozos pequeños, rocíalo con unas gotas de limón para que no se oxide.
En un bol mezclamos cuidadosamente los ingredientes, aliñamos con un chorrito de aceite, unas gotas de limón o vinagre y sal. Lo volvemos a mezclar bien y listo.
Lo servimos en boles individuales acompañados si se quiere de nachos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...